La fotografía boudoir es un estilo muy de moda, se trata de fotos sensuales, elegantes, sexys, e incluso eróticas, tomadas por un fotógrafo profesional en un estudio, dormitorio personal, suite o habitación de hotel, entorno natural, etc., y que tienen carácter privado, ya que están destinadas al disfrute de la persona fotografiada y de su pareja o entorno íntimo. 

Muchas mujeres deciden posar en una sesión de fotos boudoir para obsequiar las fotos a sus parejas, vivir una nueva experiencia como mujer y sentirse orgullosas de sus cuerpos. Se trata de una experiencia única que te hará expresarte como mujer a través de tu cuerpo, sin llegar a la desnudez, ya que este estilo busca resaltar tu encanto y sensualidad. 

La magia de la fotografía boudoir está en insinuar y despertar la curiosidad en el espectador, que quedará con ganas de ver más y dejar volar su imaginación, para que puedas lograr este efecto te dejamos algunos consejos para posar en una sesión de fotos boudoir. 

Escoge las poses que te favorezcan 

En una sesión de fotos boudoir las poses deben expresar tus sentimientos, sensualidad, magia y seducción, las imágenes deben ser elegantes, sutiles y glamorosas, sin explotar el contenido sexual, ya que no se trata de fotografías eróticas intensas, aunque sí deben tener cierto erotismo.  

El fotógrafo debe ayudarte para que logres una pose que haga resaltar aquellas zonas de tu cuerpo que quieres mostrar, en las poses debes jugar con tus encantos femeninos tus ojos, labios, cabello y otras zonas más cargadas de sensualidad y encanto femenino.  

Prefiere las prendas de vestir que resalten tus encantos y sensualidad 

Para una sesión de fotos boudoir no tienes que usar únicamente prendas de lencería, también puedes utilizar ropa muy sensual o elegante, que te ayude a verte bella e irresistible, puedes acompañarla con un complemento que te haga más coqueta, no hay normas o reglas, lo recomendable es que uses prendas de vestir que resalten tus encantos y sensualidad. 

Un vestido escotado, una camisa masculina que te permita mostrar tus encantos, una blusa transparente, por supuesto un desnudo sensual siempre es muy valorado o cubrir el cuerpo con sábanas semitransparentes que dejen volar la imaginación. 

La iluminación natural resalta tu sensualidad 

La luz natural es la iluminación más apropiada para las fotografías boudoir, los profesionales la prefieren porque resalta la sensualidad y el brillo natural de la piel. No obstante, también se puede jugar con la iluminación artificial para que tu cuerpo sea bañado por diferentes intensidades de luz, para conseguir fotos únicas y muy originales. 

Un fotógrafo experimentado podrá jugar con los contrastes para resaltar las curvas de tu cuerpo o destacar la parte del cuerpo que quieras realzar en la fotografía. Por ello, te recomendamos que hagas tu sesión de fotos boudoir con un fotógrafo profesional, ya que con su ayuda obtendrás las mejores fotos, con calidad excepcional y absoluta reserva.  

Lo cual, es realmente importante, ya que el mayor encanto de las fotos boudoir es que son privadas, se crean para deleitar a la propia persona a quien ella quiera darlas a conocer.  

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad